El Arte de Jugar Buen Beisbol

Muchos son los problemas o situaciones que se presentan en un partido de béisbol y por ende se debe seguir al pie de la letra la localización de cada fundamento de juego. En infinidad de ocasiones cada partido deja atónico a su practicante por la sencilla razón de desconocer, ignorar y creer, como juego que es, no hay mucho que aprender de su ciencia.

Muy a manudo cuando el jugador no contiene dentro de sí la información necesaria y el enfoque preciso se quedan perplejo e inaptos, sin ningún recurso para resolver las nuevas situaciones que se les presenta durante el juego, cuando menos lo esperan.

El béisbol no es simplemente coger, tirar y batear la bola para ser una estrella, sino que entre todas las cualidades hay algo más intenso e interesante que no se aprende con conferencias o en libros.  Si no la constante observación, el estudio y resoluciones de los problemas que aparecen de vez en cuando en el juego.

Todo lo arriba mencionado es la mezcla de detalles, situaciones, actuaciones, bien aprendidas, bien controladas, bien dirigidas, bien usadas, son las que hacen llegar a un jugador a producir a su máxima capacidad.

Hay que recordar mis amigos lectores que es más que un juego, que un pasatiempo, que un ejercicio dicho deporte, conlleva una gran ciencia que necesita tiempo para aprenderla y ejecutarla. El poder muscular es uno de sus aspectos importantes, pero no es menos cierto que el mental es el que determina el llegar o no llegar a la cúspide.

EDWIN KAKO VAZQUEZ
ESCRITOR E HISTORIADOR DEPORTIVO