Fundamentos Segunda Base

FUNDAMENTOS DEL BEISBOL SEGUNDA BASE O INTERMEDISTA -  A la segunda base se le llama la posición llave del cuadro interior por que su tránsito es indeterminado. Es esta base  se desarrollan muchas de las jugadas decisivas de un partido. Eso explica la importancia de la segunda base o defensor de la base intermedia. No es posible fijar rigurosamente una posición determinada al intermedista para todas las ocasiones.  

La posición o distancia que debe ocupar el intermedista depende de cuatro factores: (1) la potencia de su brazo (2) el terreno que pueda cubrir (3) las propensiones de los bateadores (4) el estado de juego en cuanto a la anotación,(5) el número de “outs” (6) los corredores que haya en base (7) la entrada que se este jugando.

Se comprenderá que una segunda base que no posea un brazo fuerte y que no cubra mucho terreno no puede jugar tan retirado de la base hacia primera y detrás de la línea de primera a segunda como que fildee y tire mucho. En cuanto a las propensiones de los bateadores, si el bateador es zurdo o si batea hacia el campo derecho, la posición del intermedista debe ser cargado hacia la primera.

Si el bateador es derecho o si acostumbra batear hacia el campo izquierdo o en el centro, entonces la posición del intermedista será más próxima al segundo saco que la primero. Esto es lo que se llama movilidad en el cuadro y existe también lo que se define como movilidad en la defensa exterior. Pero eso no es todo, la segunda base debe conocer las señales del receptor y jugar de acuerdo a esas señales. Ello le ayudará a adoptar la posición más conveniente en la anticipación de los batazos probables.

Por ejemplo, un bateador derecho bateará una curva o una bola lenta más frecuentemente, hacia el lado izquierdo que hacia el lado derecho. Eso implica que el intermedista, en ese caso deberá jugar cargado hacia su propia base. El mismo bateador derecho bateará una recta fuerte hacia el lado derecho o hacia el centro. En caso de bateadores del lado prohibido es a la inversa. Tal conocimiento da la ventaja al intermedista de anticipar la probable dirección de los batazos, lo que se traduce  en facilidad a para cubrir más terreno y hacer más efectivo su fildeo.

Es muy importante que el segunda base se mueva con tal discreción para adoptar la posición más conveniente a su fildeo, que no revele de ese modo las señas al bateador. Dicho de otra manera, la movilidad de los jugadores defensivos es reveladora de la clase de lanzamiento a hacerse. Para obviar eso, es aconsejable en que la movilidad se haga cuando el lanzamiento viene en camino hacia el bateador.

EDWIN KAKO VAZQUEZ
ENTRENADOR DE BEISBOL