Hijos de Peloteros

“Hijos de Tigre Pintito”  ¿DeShields Jr. con Naranjeros? Históricamente para los hijos de peloteros ha sido complicado emular las glorias de sus padres, vivir con la etiqueta de ser el “hijo de fulanito” es una presión con la que pocos pueden lidiar.

Para una criatura que nació dentro de una familia beisbolera lo más normal es ir al parque de pelota, para ellos el terreno de juego es como el patio de su casa, se acostumbran a los viajes, a las ausencias y ven a sus papás como ídolos. Estos chamacos no sueñan con ser superhéroes,  arquitectos o doctores, la gran mayoría quieren ser peloteros.

Si bien, se supone que el camino para el profesionalismo debe ser más sencillo para estos muchachos que cuentan con el apoyo, tutorias y “palancas” de sus famosos padres, es indudable que el apellido pesa y las odiosas comparaciones son constantes.

Lamentablemente para ser beisbolista profesional hacen falta muchos elementos y bastantes jóvenes aunque lo traigan en la sangre, nomás no pueden sobresalir en el medio.

Pero también existen casos en los que no solo logran hacer carreras importantes, sino que se convierten en estrellas  incluso opacando el legado de sus progenitores.

En el Béisbol de Grandes Ligas abundan los combos de padres e hijos y se llegan a dar hasta casos de abuelos y uno, dos o tres hijos.

Entre los más conocidos de hijos que quedaron lejos de sus padres están:

  • Eddie Collins- Eddie Collins Jr.
  • George Sisler- Dave Sisler
  • Pete Rose- Pete  Rose Jr.
  • Tony Pérez- Eddie Pérez
  • Yogi Berra- Charlie Berra
  • Tony Gwynn- Tony Gwynn Jr.
  • Y de los hijos que superaron a sus padres los más famosos son:
  • Bobby Bonds- Barry Bonds
  • José Canó- Robinson Canó
  • Cecil Fielder- Prince Fielder
  • Ken Griffey- Ken Griffey Jr.
  • Cal Ripken- Cal Ripken Jr.


En México tenemos varios de estos dúos, los más conocidos son los de Héctor Espino y Fernando Valenzuela.

Nomás de imaginarnos la presión que debieron sentir Daniel Espino y Fernando Jr.  nos dan “ñañaras”. Qué clase de paquete les dejaron sus legendarios padres.

A Daniel lo vimos jugando con Naranjeros y la verdad que el muchacho por ganas no quedo, era un jugador entregado al 110% pero le faltó más talento para establecerse y sobresalir.

El “Torito” Valenzuela fue prospecto de los Medias Blancas y su firma causo mucha expectación, se mantuvo algunos años en Estados Unidos hasta que fue dejado libre e inicio una carrera en LMB donde tuvo algunas buenas temporadas, en LMP nunca pudo establecerse. Actualmente sobresale en la Norte de México; en este mismo circuito Teo Higuera Jr. Ray Torres Jr. y Alonso Téllez Jr. llevan varios años en busca de fama y fortuna.

Otros casos notables son los de los vástagos de Aurelio Rodríguez, Ramón Arano, Nelson Barrera, Fernando Villaescusa y Alfonso “Houston” Jiménez, quienes aunque tuvieron chispazos, no pudieron sobresalir en el profesionalismo.

En Estados Unidos Marco Antonio Guzmán Jr. Lennix Osuna(Antonio Osuna) y Luis Heredia(Héctor Heredia) intentan lograr el sueño de llegar a las Grandes Ligas. Alán García, hijo de Cornelio, está de regreso en México y debuto este año con el Águila de Veracruz.

Por su parte Matías Carrillo jr. y Maxwell León hijos del “Coyote” y Maximino León respectivamente, han picado piedra y con mucho tesón se han ganado a pulso un lugar importante dentro de sus equipos.

De los que han logrado sobresalir de gran manera incluso eclipsando a sus progenitores son:

Jesús Sommers(Lonnie Summers), Karim García(“Pancho” García), Luis Alfonso Cruz Jr.(Luis Alfonso Cruz) y recientemente Roberto Osuna Jr.(Roberto Osuna).

En las últimas semanas un junior que ha dado mucho de qué hablar es el sinaloense Wilmer Ríos, hijo del estelar Jesús “Chito” Ríos y quien fue ascendido por los Tigres de Quintana Roo luego de permanecer y destacar en su filial de la Liga Norte de México.

Aunque la temporada pasada se tomó una tacita de café en LMB, este 2015 llego tumbando caña, tanto así que se ganó un lugar en la rotación felina.  En 6 aperturas compila marca de 3-1 con 2.61 de efectividad y una excelente relación ponches-bases por bolas con 28 chocolates a cambio de 3 pasaportes en 31 entradas lanzadas. Con todo y en que su más reciente salida los Guerreros de Oaxaca le dieron duro disparando su porcentaje de carreras limpias de 0.98 al 2.61 actual, el guasavense ha mostrado bastantes hechuras y con 21 años recién cumplidos se le vislumbra un futuro halagador.

Ríos fue tomado por Naranjeros de Hermosillo en el pasado Draft de jugadores Nacionales 2015 de LMP por lo que estará presente en la pretemporada buscando hacer el equipo y quedarse en el roster para la jornada inaugural. Difícil se integre a la rotación inicialista, pero bien pudiera hacer labores de relevo y eventualmente convertirse en abridor.

Si triunfa o no… solo el tiempo lo dirá y entonces veremos que parte de la lista llega a ocupar.

¿DeShields Jr. refuerzo de Naranjeros?

A propósito de padres e hijos beisbolistas, el nuevo manager de Naranjeros anda más contento que cobrador en quincena ya que su primogénito Delino DeShields Jr. está teniendo un excelente papel en su debut en las Grandes Ligas con los Rangers de Texas.

Deshields Jr. empezó en labores defensivas y de corredor emergente pero poco a poco se fue ganando la confianza de su manager y termino adueñándose de la pradera central tejana. Con una velocidad endemoniada, el joven de 22 años se coloca entre los mejores en triples y robos de la liga americana.

Ante esta destacada actuación, en Hermosillo y sus alrededores surgen los rumores de la posible contratación del junior motivado por la presencia de su padre. Sin embargo hasta donde sabemos, todo son suposiciones. En nuestra próxima colaboración trataremos de tener información concreta.

Que tengan un excelente día.  Los invitamos a conocer y disfrutar de www.solobeisbol.mx con toda la información sobre el Rey de los Deportes.  Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. Todos sus correos son contestados. Nos pueden seguir en twitter: solobeisbolmx