Latinos El Ciclo Beisbol

En la historia muchos de sangre latina han conectado para el ciclo en las mayores pero hay que darle crédito a Nolan Arenado con uno de los más emocionantes en la historia.

Fieles a la Camiseta

“Fieles a la Camiseta” Desde los inicios del Béisbol organizado, ha sido un gran reto establecerse, mantenerse y hacer historia con un solo Club. Si eso fue antes, hoy en día con el “Canto de las Sirenas” que representan los megacontratos millonarios, es muy difícil ver peloteros que porten el mismo uniforme de por vida.

Latinos 3000 Hits en MLB

Los Yankees y el Hit 3,000 de Alex Rodriguez

Junio 2015 - En la noche del pasado viernes Alex Rodríguez conectó finalmente su hit número 3,000 en su carrera en el Yankee Stadium en el Bronx. Con todo y que fue un vuelacerca ciertamente no fue la celebración que le hicieron un año atrás a Derek Jeter y bien se vio la separación que tienen la gerencia de los Yankees

Primer Jonron de Latinos MLB

El Primer Jonron de los Mejores Latinos en las Grandes Ligas

En la historia del béisbol el batacazo que más se habla y se discute por doquier en el aspecto ofensivo es el jonrón. Bien se puede decir entre latinoamericanos que probablemente que más de un millón de seguidores del béisbol se han gozado de un cuadrangular que le hayan escuchado o todavía se lo disfrutan de la voz del salón de la fama Felo Ramírez con su incomparable frase “la bola se va elevando…se va elevando…yyyy se llevó la cerca”.

Falleció Earl Weaver

Por Andrés Pascual - El corazón del guerrero nunca está hecho a base de números fríos, rimbombantes y vacíos del reflejo de la pasión por el juego: Minnie Miñoso no tuvo números de Salón de la Fama, tuvo juego y vergüenza de inmortal, que debe contar en alguna de las casillas nuevas, repletas de basura pitagórica del “sabiométrico” moderno… si a Bill James, Gurú casi Brujo de los “expertos favorables al jugador “estimulado”  ni se le ocurre considerar la importancia del hombre que juega a matarse o dirige fieramente, siempre a ganar, es porque representa al núcleo fundamental de la corriente que pretende imponer ridículamente, como mejores bateadores de todos los tiempos, al grupo que, como se vio este año, sin esteroides les cuesta más que un Ferrari a un trabador de factoría sin overtime batear 40 jonrones e impulsar 100.