Nivel de Beisbol LMB LMP

Mayo 2015 “Incongruencias entre LMB y LMP” Una de las controversias más añejas entre aficionados al béisbol en México giran en torno al nivel de las 2 “Grandes Ligas” con las que contamos: Liga Mexicana de Béisbol y Liga Mexicana del Pacifico.

En lo personal nunca nos ha gustado meternos en esa polémica, nos quedan muy claros los puntos fuertes, debilidades, aciertos y fallas de cada una. Sin embargo en algunas ocasiones hemos tenido que tocar el tema.

Echándole un vistazo a las estadísticas actuales de LMB no podemos dejar de retomar el asunto y nos surgen varias interrogantes ¿Es tanta la diferencia en pitcheo para que peloteros que en invierno manejan estadísticas regulares o buenas a secas, en verano pongan números impresionantes? ¿Cómo es posible que jugadores que no pueden en LMP, en LMB sean estelares? Y así podemos enumerar más cuestionamientos que nos llevan directo al nivel de pelota que se practica en cada uno de los circuitos.

Jugadores como “Manny” Rodríguez, Japhet Amador, Issmael Salas, Sandy Madera, Chris Robertson, Agustín Murillo y “Mosco” Arredondo por nombrar a algunos de los más conocidos, se muestran efectivos en ambas ligas, pero hay una larga lista de jugadores que en LMB son “Caballos” y en LMP no llegan ni a “ponys”.

Cuando descubres que Domingo Castro(.357, 3hr y 23cp), Iván Terrazas(.348, 3hr y 28cp), Héctor Guaranzuay(.348 2hr y 13cp) y Francisco Méndez(.344, 4hr y 28cp) se ubican entre los mejores bateadores, con todo respeto, es inevitable esbozar una sarcástica sonrisa. Estos 4 jugadores son el ejemplo perfecto del pensamiento que nos ronda la mente, en LMP nunca lograron establecerse y brillar, mientras que en LMB son titulares indiscutibles y considerados estelares.

Pero volteando a la parte más alta nos encontramos con que Jesús Castillo encabeza a todos los bateadores con un imponente .405 con 8 jonrones y 33 carreras producidas, abajito del “cachanilla” viene el mochiteco Saúl Soto quien conecta para un sólido .376 con ¡14 jonrones y 50 remolcadas! Todo esto en solo 39 juegos, esta impresionante dupla tiene a los Rieleros de Aguascalientes con el mejor récord de la liga. Haciendo un comparativo con su más reciente actuación en LMP, ni remotamente se acercan a lo que están bateando en LMB. El “Jessy” con Venados de Mazatlán tuvo un muy decente .301 con un jonrón y 20 producidas, por su parte Soto con Cañeros de Los Mochis vivió una de sus peores temporadas al batear solo para .211 con 3 jonrones y 16 producidas en 49 juegos…

Durante la temporada 2014-15 de LMP solamente 9 toleteros lograron batear sobre el .300, el mejor fue Gil Velázquez con .344, actualmente en LMB hay 15 que conectan arriba de .344 y ¡54! Que lo hacen arriba de la cifra mágica.

Y los extranjeros ni hablar, recordamos el caso de Ruben Mateo quien el 2013 fue el MVP de LMB y llego a LMP como rimbombante contratación de Mazatlán y nomás no pudo batear siendo dado de baja a las primeras de cambios. Casos como este hay a manos llenas. La pasada temporada con Naranjeros de Hermosillo hicieron su presentación Cole Gardner(.250 1 hr y 7cp) y Justin Greene(.200 0hr y 5cp) resultando los 2 un rotundo fracaso. Pues bien los “angelitos” se destapan en LMB al ubicarse entre el top ten de bateo. Gardner es el 4to mejor con .367 y Greene se ubica en la 9na posición con .355. Por su parte Roy Corcoran fue un fiasco con Hermosillo y en la actualidad es el mejor “apagafuegos” de la liga con 14 salvamentos.

Y revisando el pitcheo casi nos da el soponcio cuando el veteranazo Pablo Ortega se ubica como el colíder en victorias con 6, además entre los mejores en efectividad con 3.54. Leo Medrano, Ángel Araiza y Alejandro Astorga también presumen efectividades que los ubican entre lo más granado de la liga.

No hace falta ser un “faquir” o mago para entender que al contar con16 franquicias en LMB existen muchos más espacios, por tal razón es común ver en acción a veteranos que andan quemando sus últimos cartuchos y a bastantes jóvenes en busca de fama y fortuna. De igual manera hay un nutrido grupo de jugadores que se les ajusta de manera perfecta el circuito veraniego, mientras que en invierno lo reducido de los espacios y lo corto del rol regular complican la permanencia para muchos; a diferencia en LMB el calendario más extenso ofrece un poco más de paciencia y flexibilidad. En LMP solo hay 8 clubes por lo que la competencia por quedar dentro de los rosters es férrea y solamente los que muestran más “tamaños” se quedan. Por jugarse en invierno es común ver a uno que otro ligamayorista, así como a varios prospectos mexicanos que están en sucursales de Estados Unidos y aunque ya es menos frecuente también llegan algunos prospectos estadounidenses.

Pero el título de esta entrega son “incongruencias” y es aquí cuando nos damos de topes, ya que al analizar lo aquí expuesto son claras las diferencias en cuanto al nivel, pero cuando buscas más a fondo y resulta que varios de los mejores bateadores en invierno como Maxwell León(333-3ro), José Gpe. Chávez(.320-5to), Yunesky Sánchez(.303-8vo) y Walter Ibarra(.299-10mo) andan arrastrando la cobija ubicándose muy lejos de los antes mencionados, entonces ¿Qué alguien me explique? Y del 0-4 de Edgar González y el 1-4 y 6.47 de Juan Delgadillo…luego hablamos.

Que tengan un excelente día.

Los invitamos a conocer y disfrutar de www.solobeisbol.mx con toda la información sobre el Rey de los Deportes. Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. Todos sus correos son contestados. Twitter: solobeisbol.mx