Precursores Venezolanos

Por Edwin Kako Vazquez PRECURSORES VENEZOLANOS EN LAS MAYORES

Actualmente el auge venezolano en las mayores sigue en ascenso adicionando figuras de gran relieve que están a la vanguardia de este deporte. No obstante, esta gran peregrinación tiene como preámbulo una serie de figuras de lo que hoy el pelotero venezolano representa. Alejandro Carrasquel que estampo su firma con los Senadores de Washington se encargo de poner a Venezuela en el mapa del beisbol de las mayores. Este se mantuvo por espacio de siete años como lanzador de las mayores. Posteriormente se dejo tentar por las ofertas del magnate mexicano Pasquel y termino como lanzador estelar dentro del beisbol azteca.

En 1944 estuvo unos días con el Cincinati Jesús ¨Chucho¨ Ramos y para la década del 50 aterriza a los Medias Rojas de Chicago el novato entonces Alfonso ¨Chico¨ Carrasquel. La presencia venezolana en la tierra del Tío Sam continuaba asentándose, en 1954 hizo una breve incursión cono los Senadores de Washington el zuliano Pompeyo Davalillo, pero una lesión sufrida con el ¨Pastora¨ en la temporada 54-55 le corto parte de sus facultades como big leaguer. Ramon Monzart un peloterto súper rapidísimo aparece en 1955 en el uniforme de los Gigantes de Nueva York donde se mantuvo hasta el primer año de este equipo en San Francisco. Monzart se retiro del beisbol en plenitud de sus facultades, victima de una calcificación en el brazo de lanzar.

El pequeñín Luis Aparicio Jr. Arribo en 1956 con las Medias Blancas de Chicago demostrando su gran calidad de robador de bases. Para el 1963 Elio Chacón poncha tarjeta en las mayores como infielder del Cinicinati, venia precedida de una gran estirpe beisbolera heredada de su progenitor que brillo como jugador estrella por más de 25 años. Cesar Tovar hace sus pininos en las mayores en 1965 con los Gemelos de Minnesota convirtiéndose en uno de los más valiosos de la Liga Americana. De 1969 en adelante la estampida de peloteros venezolanos ha crecido notablemente con una multitud aproximadamente de 240 jugadores que han pasado por las aulas del beisbol mayor.