Orígenes del Beisbol en Venezuela

Por Leonte Landino - No hay una version exacta y bien reconocida sobre cómo y cuándo el juego de béisbol fue presentado a los Venezolanos. Lo que está aceptado por muchos historiadores es que algunos estudiantes Venezolanos en universidades Americanas, comenzaron a practicar el nuevo deporte cuando volvieron a casa una vez que terminaron sus estudios y comenzaron a enseñar el juego a sus amigos entre las clases sociales altas de Caracas, más o menos a principios de la década de los 1890s.

Para Mayo de 1895, Amenodoro Franklin y sus hermanos Emilio, Gustavo y Augusto establecieron el primer club de Base Ball organizado, el “Caracas B.B.C.” Habían estado reuniendo muchachos por 3 meses para practicar el juego cada Domingo.

Aquellos jóvenes estaban preocupados en diseminar la fiebre por el nuevo juego en la ciudad, y practicaban en un campo abierto frente a la estación de tren en Quebrada Honda y, posteriormente, el terreno fue bautizado como “Campo de Ejercicios del Caracas Base Ball Club.”

El Caracas B.B.C. organizó el primer juego oficial en Venezuela como un gran evento para generar publicidad. El 22 de Mayo de 1895, enviaron una invitación abierta y publicaron un anuncio en “El Tiempo”, un diario local. El juego era tan nuevo y tan desconocido que el reportero invitó a la gente a través del slogan “un nuevo tipo de juego de ajedrez, el Base Bale (sic)”.

Al día siguiente a las 3:30 p.m., saltaron al campo los dos equipos del Caracas B.B.C. “Los Rojos” y  “Los Azules,” el último, manejado por Amenodoro Franklin, ganó con un score de 28 a 19. Algunos de los jugadores fueron los hermanos Franklin, Emilio, Gustavo y Augusto, Adolfo Inchausti, Alfredo Mosquera, los hermanos Todd, Jaime and Roberto and Mariano Becerra. Todos ellos, que habían estudiado en los Estados Unidos, son considerados los pioneros del juego en Venezuela. Entre los otros peloteros participantes estaban los hermanos Manuel y Joaquín González, así como Emilio Gramer, quienes eran Cubanos viviendo en Caracas.

“El Tiempo” no sabía mucho de beisbol después del primer juego e incluso mucha gente pensaba que, en efecto, iban a presenciar un juego de ajedrez, debido al error del reportero. Una nota apareció al día siguiente describiendo más el entorno que el juego mismo:

“Parecía un carnaval de domingo, pero sin disfraces, flores, dulces o cosas rojizas. La delicia de la gente era tanta que en toda la tarde no se escuchó una sola queja sobre la pobreza en la República. Y, como en otras ocasiones, la gente se divirtió, al menos la gente que tiene más elementos para hacerlo.”

Venezuela, llena de revoluciones internas por todo el país, estaba dirigida por líderes rurales o militares, que trataban de tomar el control del gobierno. Para 1895, el General Joaquín Crespo era el presidente y el país estaba empobrecido después de tantos años de guerra civil.

“El Pregonero”, otro diario, también cubrió el juego y, en su reporte, se burlaba de la publicidad de “El Tiempo” sobre el juego de ajedrez: “¡Ya ven! ¿El Tiempo? El juego era Ball, no Bale. El Tiempo siempre se equivocal.” Pero también agregaba: “Pero este juego de Base Ball prove salud y fuerza al cuerpo, así como felicidad al espíritu.”

Tres meses después, en Agosto 15, “El Cojo Ilustrado” una especie de revista, publicaba las primeras fotografías de Base Ball en el país, enviadas por Mariano Becerra.

Días después, todos hablaban en la ciudad del “nuevo deporte,” y el padre de Alfredo Mosquera, dueño de la Cervecería Caracas construyó el primer estadio oficial en el país con tribunas y medidas reglamentarias. Era el “Stand del Este”, cerca de la estación de tren de Petare, un suburbio de Caracas.