Joe DiMaggio y Marilyn Monroe

Por Edwin Kako Vazquez - Su matrimonio con la actr1z duró solo 9 meses  Durante el mes de enero de 1954 la estrella del diamante Joe DiMaggio contrae nupcias con la actríz Marilyn Monroe, ella contaba con (27) años y él tenía (39). Como si fuera poco se fueron de luna de miel a Tokio debido a que un general del ejército norteamericano le pidió a ella que, en un gesto patriótico, fuera a visitar a las tropas americanas que se encontaban en Corea.
 
Joe DiMaggio y Marilyn Monroe La actríz le consultó a Joe con la mirada y éste, encogiendo los hombros respondió: "Es tu luna de miel hazlo si quieres".De esta manera Marilyn apareció ante 100,000 mil soldados cumpliendo el cometido.

Nuestro amigo DiMaggio y su espsa Marilyn duraron de matrimonio sólo nueve meses. Su rompimiento total se radicó en Los Angeles, lugar que nunca fue de mucho agrado para el beisbolista.

DiMaggio dejó de hablarle Frank Sinatra su gran amigo de toda la vida por el mero hecho de que se había mostrado muy amistoso con Marilyn. Se mostró también alejado con Dean Martin, Peter Lawford y su ex mujer Pat, quien ofreció una fiesta en la que Marilyn y Robert Kennedy se conocieron.

La cosa se puso caliente debido a los celos de DiMaggio que creía que volvería estar con Marilyn. Sin embargo, el suicidio o asesinato de Marilyn tronchó las esperanza del clipper Yankee. En un último ataque de celos de DiMaggio éste prohibió que los Lawford, Sinatra y otras personalidades de Hollywood asistieran al entierro.

Joe DiMaggio y Marilyn MonroePosteriormente el abogado de Marilyn Monroe replicó que DiMaggio tenía a la actríz alejada de sus mejores amigos. El pelotero Yankee se defendió diciendo: "Si no fuera por esos amigotes de que la convencieron de que se quedara en Hollywood, todavía estaría con vida".

Tras la perdida de Marilyn un desolado Joe regresó al viejo restaurant de San Francisco, lugar en la que llegó a ser vicepresidente de un cadena de almacenes de televisores.

Muchas veces le ofrecieron dirigir equipos de primera y éste declinó por que tenía mucho trabajo como para responsabilizarse por 25 jugadores.

Desde su retiro, su único contacto con el béisbol, excluyendo algunas apariciones públicas, fue como entrenador de bateo de los Yankees de Nueva York durante las prácticas de primavera que el club realizaba en la Florida.